miércoles, diciembre 19, 2007

La Simplicidad está altamente Sobrevalorada



Una de las filosofías de la Usabilidad es hacer los productos más sencillos. La sencillez y simplicidad creemos que harán productos más fáciles de usar y por lo tanto más exitosos. ¡Pero oh sorpresa: esto no es del todo verdad!

Gracias a Don Norman en su artículo la Simplicidad está altamente Sobrevalorada, el cual me encantó, me doy cuenta de que esta simplicidad puede ser, por el contrario, el camino hacia productos poco exitosos.

He aquí algunos partes, aunque les recomiendo el artículo completo:
En Corea del Sur encontré algo interesante... productos Coreanos y no Coreanos... Los productos Coreanos parecieran más complejos que los No Coreanos... Aún con igualdad de precios y especificaciones. ¿Por qué? Porque a los Coreanos les gustan las cosas que parezcan complejas... Muestra status...
¿Por qué todos esos botones y características? ¿Por qué hacen cosas que deliberadamente confuenden a la gente que los usa?... Respuesta: Porque a la gente le gustan las características. La simplicidad es un mito...
Hazlo simple y la gente no lo comprará. Dadas dos opciones, la gente tomará la que tenga/haga más. Las características ganan sobre la simplicidad, aun cuando la gente sepa que esta acompañada de mayor complejidad.
¿Pagarías más por algo con menos controles [controles más simples]? La simplicidad cuesta más y la gente prefiere algo más barato con más características.
La gente no pagará por un sistema que parezca más simple porque sencillamente parecerá que hace menos.
Estoy señalando un hecho de la vida: los compradores, en todo el mundo, prefieren dispositivos más poderosos que los que tengan menos características.
Por supuesto que estoy a favor de un buen diseño y productos atractivos. Productos fáciles de usar. Pero cuando llega el momento de la compra, la gente tiende hacia los productos más poderosos, y esto lo juzgan por la aparente complejidad de los controles.

Lo mejor es su conclusión:
Este es un excitante desafío de diseño: hacer algo que parezca poderoso y a la vez hacerlo fácil de usar. Y atractivo. Y asequible. Y funcional. Y apropiado para el ambiente. Accesible para todos. Por eso es que me gusta el diseño: porque presenta desafíos maravillosos.

Ahora te pregunto: ¿Opinas que esto mismo aplica en Internet? ¿Teniendo, por ejemplo a Flickr y a Zooomr, escogerás el más fácil de usar o el que se vea/tenga más características? ¿Estás haciendo sitios que se vean muy poderosos pero que sean fáciles de usar?

3 comentarios:

DamagedGoods dijo...

Hola Gabriel. Lo primero un saludo, es la primera vez que escribo aquí.

No sé si conoces "Las leyes de la simplicidad", de Maeda, supongo que sí. Lo estoy releyendo y precisamente habla de todo esto. Respecto a la complejidad, el status y la disposición a gastarse el dinero según las características del producto, Maeda comenta en una de sus leyes que, aplicando lo que él llama "estilizar", si se consigue que el producto haga más de lo que a priori se espera y "aparente" calidad, el usuario está dispuesto a la reducción de funciones del mismo. En concreto, pone los ejemplos del iPod (mucho más caro y con menos funcionalidades que sus competidores) o las cadenas de gama alta.

Estoy hablando de memoria, si te interesa lo miro esta tarde. Un gran libro, por cierto.

http://lawsofsimplicity.com

Gabriel Porras dijo...

Que interesante, porque te cuento que no lo conozco. Muchas gracias! Lo revisaré.
Saludos!

Alexis Brion dijo...

Muy interesante. Gracias por el link al artículo original, Don Norman es un genio.

Saludos,